Actualidad y consejos sobre salud auditiva / News and tips on hearing health

Qué es la otosclerosis

La otosclerosis es una patología auditiva causada por el crecimiento anormal de un hueso en el oído medio, que provoca pérdida auditiva y acúfenos. Conoce las características de esta dolencia:

Causas y síntomas de la otosclerosis

La otosclerosis, del griego “otós” -oído- y “skerós” -endurecimiento-, se caracteriza por un crecimiento anormal del hueso en la cavidad del oído medio que acostumbra a fijar el estribo e impide el movimiento de la cadena de huesecillos. Este remodelado anómalo interrumpe la capacidad del sonido de hacer vibrar el estribo, provocando que el sonido no pueda viajar por la cadena de huesecillos para que el cerebro interprete estas vibraciones y permita la audición. Los pacientes manifiestan una pérdida auditiva progresiva, acompañada de tinnitus.

Estructura del oído
Credit photo: La Guía de la Audición y la Sordera. AudioGuia

En la mayoría de los casos se da una sordera de conducción que comienza en un oído y puede pasar al otro. Aunque también puede llegar a producir, en etapas avanzadas, sordera mixta o  hipoacusia de percepción.

La otosclerosis es una patología genética que afecta al 1% de la población y es más frecuente en mujeres, con casi el doble de incidencia. Se cree que muchos casos son hereditarios, pero esta dolencia también puede estar relacionada con una infección anterior por sarampión, con fracturas por estrés en el tejido que rodea los huesos del oído interno, o trastornos en el sistema inmunitario.

Otosclerosis y acúfenos

Pese a que la pérdida de audición es el más común, los acúfenos son también un síntoma relacionado con la otosclerosis. El tinnitus o acúfeno, se caracteriza por ser un silbido o pitido constante que no procede de una fuente externa.

Como ya hemos mencionado en otras ocasiones, los acúfenos no tienen cura o medicamento que los solucione, aunque existen tratamientos como la Terapia de Reentrenamiento del Tinnitus que consiguen mitigar sus efectos y recuperar la calidad de vida.

Diagnóstico y tratamientos de la otosclerosis

El especialista en salud auditiva será el encargado de diagnosticar este trastorno. En primer lugar, el otorrinolaringólogo o el audiólogo descartará otras patologías o problemas de salud. Mediante una audiometría se medirá la sensibilidad auditiva y con una timpanometría se evaluará la conducción del sonido en el oído medio. Además, con imágenes diagnósticas como la tomografía computarizada identificarán la otosclerosis.

Ejemplo de audiometría realizada con Audixi 10

Al ser una hipoacusia progresiva, la persona puede utilizar un audífono para amplificar el sonido durante los primeros estadios de la otosclerosis.

Pasado un tiempo puede que sea necesario realizar una intervención quirúrgica relativamente sencilla.  Existen dos procedimientos: la estapedotomía, donde se extirpa una parte del estribo desarrollado de forma anómala y se inserta un implante o la estapedectomía, en la que se extrae el estribo por completo y se reemplaza por una prótesis. Mediante estos procedimientos el paciente podrá recuperar la audición y en muchos casos mejorar los síntomas de vértigo y tinnitus.  

¿Habéis sufrido otosclerosis? Cuéntanos tu caso, te leemos en los comentarios.

2 comentarios

  1. Claso

    ¡buen blog! ¡Muy interesante la información sobre otosclerosis!

    • kiversal

      ¡Gracias por tu comentario, Claso!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *