La sordera de conducción o transmisión se presenta cuando alguna alteración impide la transmisión del sonido del oído externo y medio al oído interno. En el siguiente artículo os presentamos sus causas principales y sus posibles tratamientos:

Tipos de sordera según la localización de la lesión

Hace unas semanas diferenciábamos los tipos de sordera dependiendo del momento de aparición, en esta ocasión, la segmentación viene dada por la localización de la lesión:

  • Sordera de conducción o transmisión: se da cuando el paciente presenta alteraciones en la propagación del sonido a través del oído externo y medio al oído interno.
  • Sordera de percepción o neurosensorial: se debe a lesiones o a la falta de desarrollo de algún componente del oído interno o del nervio auditivo.
  • Sordera mixta: presenta la combinación de la hipoacusia conductiva y la de percepción en el mismo oído.

En este artículo nos centraremos en la sordera de conducción o transmisión para daros las claves de esta dolencia.

Sordera conductiva: síntomas y causas

Sordera conductiva: síntomas y causas

La hipoacusia de conducción o transmisión se debe a un problema mecánico en el oído, ya sea en el canal auditivo o en el oído medio. El comportamiento habitual de las personas afectadas es hablar en voz baja porque la sordera les genera la sensación de estar hablando demasiado alto.

La pérdida auditiva de conducción suele presentarse de manera leve o moderada, es decir, entre los 25 y los 65 decibelios. Puede ocasionarse debido a un tapón de cerumen, una perforación del tímpano, una otitis, varios traumatismos o  malformaciones. Cualquiera de estas patologías impide la conducción del sonido de manera adecuada y por lo tanto, el sonido no puede atravesar el oído externo y medio para llegar correctamente al oído interno.

Partes del oído: oído externo, medio e interno

Diagnóstico de la sordera de conducción

Cabe destacar que, en algunos casos, la hipoacusia de conducción es temporal. Dependiendo del problema se puede solucionar con medicación o cirugía. En casos más graves, la pérdida de audición puede compensarse con una prótesis auditiva.

Si sufres cualquier tipo de pérdida de audición deberás acudir a un audioprotesista que realizará diferentes exámenespara diagnosticar qué tipología de hipoacusia presentas. Uno de los diagnósticos más frecuentes es realizar una audiometría tonal que produce diferentes frecuencias de sonido a distintos volúmenes.

Audixi 10, el audiómetro digital de Kiversal conectado a Internet
Audixi 10, el audiómetro digital conectado a Internet

Mediante este y otros diagnósticos auditivos, el audioprotesista valorará la pérdida de audición y decidirá el mejor tratamiento a seguir.

¿Has vivido experiencias de sordera conductiva? Comenta nuestro artículo y comparte tus vivencias con personas que están en la misma situación.

Credit photo: webconsultas, cdc.gov