La sordera infantil puede incidir gravemente en el desarrollo emocional, cognitivo y social del niño. Para evitar la evolución de la discapacidad auditiva e iniciar un tratamiento a tiempo es fundamental realizar un diagnóstico precoz.

Seguir leyendo