La hipoacusia de percepción o neurosensorial se presenta debido a lesiones o malformaciones del oído interno o del sistema nervioso auditivo. A continuación, os detallamos las causas y sus posibles tratamientos.

¿Qué es la hipoacusia de percepción o neurosensorial?

Existen diferencias entre los tipos de sordera si tenemos en cuenta la localización de la lesión. En este post nos centraremos en la sordera de percepción, aquella que se origina debido a lesiones o alteraciones en el oído interno o el nervio auditivo.

Estas lesiones en el oído interno afectan sus estructuras y alteran su principal función: transmitir las vibraciones en información nerviosa, y como consecuencia provocan la sordera. La sordera de percepción puede presentarse unilateral o bilateralmente, ya que puede afectar a uno o ambos oídos.

Por último, en los casos donde existe una combinación de hipoacusia conductiva e hipoacusia neurosensorial, es decir, cuando existen daños o alteraciones en el oído externo o medio como en el oído interno, hablamos de hipoacusia mixta.

Síntomas y causas de la sordera neurosensorial o de percepción

Los pacientes que padecen hipoacusia de percepción presentan dificultades para entender las palabras si el ruido ambiente es elevado.

En los casos en que la sordera solo se presenta en un oído, sufren dificultades para localizar la procedencia del sonido y tienen una incorrecta audición cuando este llega desde el lado afectado. Si la hipoacusia se presenta en los dos oídos, la dificultad auditiva no dependerá del ambiente ruidoso, ya que les costará entender las palabras a pesar de que no haya otra fuente de sonido.

La hipoacusia de percepción puede originarse por diversas causas que afecten al oído interno, ya sea por una infección o debido a lesiones vinculadas a medicamentos ototóxicos, accidentes vasculares, un aumento de la presión o tumores en el nervio auditivo. Otra posible causa es la que afecta a las estructuras neuronales, que impiden la trasmisión del sonido al cerebro, aunque no se sufran daños en el oído. A pesar de que las características de la pérdida de oído interno y del nervio auditivo no son las mismas, pueden considerarse similares. La sordera de percepción o neurosensorial puede presentarse también de manera congénita.

Tratamiento de la sordera de percepción

Las pautas a seguir para un tratamiento de este tipo dependerán de si la lesión se produce en un oído o en ambos y de la severidad que presente la sordera. De esta manera podemos establecer que las prótesis auditivas son la solución más común para las personas que sufren una hipoacusia entre leve y moderada.

En casos de hipoacusia neurosensorial profunda, la recomendación es informarse sobre los implantes cocleares. Estos implantes estimulan el nervio auditivo, ya que mediante impulsos eléctricos imitan la audición natural.

Acude a tu médico especialista en caso de notar alguna alteración en tu audición.

¿Sufres sordera de percepción? Comenta nuestro artículo y comparte tu experiencia con personas que puedan encontrarse en la misma situación.

Credit photo: Mujer social, AARP, Educación especial hipoacusia