Hoy en día existen medicamentos cuya composición puede afectar gravemente la audición de las personas. En este artículo, te explicamos cuáles son los síntomas principales y qué tipos de medicamentos ototóxicos hay en el mercado actual.

¿Qué son los medicamentos ototóxicos?

Los medicamentos ototóxicos son aquellos fármacos que tienen en su composición agentes que pueden ser perjudiciales para nuestros oídos. Algunos medicamentos producen una pérdida de audición temporal, es decir, una vez se abandonan, la capacidad auditiva se recupera con normalidad. Sin embargo, también existen fármacos cuya ototoxicidad puede causar una pérdida auditiva permanente provocando un daño irreversible en el oído interno.

Estos medicamentos se utilizan mayoritariamente para tratar infecciones y enfermedades graves, como el cáncer o enfermedades cardiovasculares o renales.

Entre los factores de riesgo relacionados con el paciente están:

  1. La edad: los niños y los ancianos tiene mayor riesgo de ototoxicidad. Algunas de sus causas pueden ser la predisposición genética o su escasa colaboración para los exámenes de detección precoz.
  2. Pacientes con antecedentes de insuficiencia renal o cardiaca, lesiones previas del oído interno o tratamientos previos con medicamentos ototóxicos.

Síntomas de la ototoxicidad

Los síntomas principales de los medicamentos ototóxicos son:

  • Acúfenos o Tinnitus: los zumbidos en los oídos son uno de los primeros síntomas que perciben los pacientes.
  • Cocleotoxicidad: daños en la cóclea que afectan a la audición de forma unilateral o bilateral.
  • Vestibulotoxicidad: daños en el complejo vestibular en uno o en ambos oídos. Estos medicamentos afectan principalmente al equilibrio del paciente.

Los fármacos que dañan tu audición

Según la ASHA (Asociación norteamericana del Habla, Lenguaje y Audición), en Estados Unidos existen más de 200 medicamentos en el mercado, tanto de prescripción médica como de venta libre, que pueden producir pérdida auditiva.

A continuación, te exponemos los principales medicamentos ototóxicos según su tipo de lesión:

  1. Los medicamentos ototóxicos que pueden causar lesiones permanentes:
  • Antibióticos aminoglucósidos: gentamicina, estreptomicina, neomicina y netilmicina
  • Diuréticos de asa: furosemida, bumetanida, piretanida
  • Citostáticos: cisplatino, bleomicina, vincristina, carboplatino y ciclofosfamida
  • Antibióticos macrólidos y afines: eritromicina, azitromicina, claritomicina y clindamicina
  • Antibióticos glucopeptídicos: vancomicina y teicoplanina
  • Bloqueadores Beta: propanolol y practolol
  1. Los medicamentos ototóxicos que pueden causar lesiones auditivas temporales:
  • Analgésicos de salicilato: aspirina (riesgo de toxicidad mayor en dosis muy elevadas)
  • Antimaláricos: quinina, cloroquina y pirimetamina

En algunos casos, la exposición a los ruidos fuertes mientras se toman ciertos medicamentos intensifica sus efectos nocivos. Es muy importante acudir al médico y preguntar sobre sus posibles efectos nocivos y su relación con el equilibrio o la audición.

Si quieres saber más sobre medicamentos nocivos para tu salud, también puedes consultar el estudio elaborado por el INSHT (Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo) con la colaboración de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria sobre los “Medicamentos peligrosos. Medidas de prevención para su preparación y administración”.