Adaptarse a los audífonos lleva su tiempo. Nuestros oídos y cerebro deben acostumbrarse y aprender a oír de nuevo. Mientras tanto, es inevitable que te surjan dudas sobre su mantenimiento, limpieza, funcionamiento…

Adaptarse a los audífonos lleva su tiempo. Nuestros oídos y cerebro deben acostumbrarse y aprender a oír de nuevo. Mientras tanto, es inevitable que te surjan dudas sobre su mantenimiento, limpieza, funcionamiento…

Preguntas frecuentes sobre audífonos

En este artículo queremos darte una guía básica sobre los audífonos respondiéndote a las dudas más frecuentes sobre estos aparatos auditivos:

¿Cómo funciona un audífono?

El micrófono del audífono capta la voz y el sonido del ambiente y lo convierte en una señal eléctrica que se transmite al procesador del audífono. El procesador se encarga de aumentar el volumen de los sonidos en función de  cada paciente y cada nivel de pérdida de audición. Una vez amplificada, el auricular convierte la señal eléctrica en una señal audible y la transmite al canal auditivo.

¿En qué se diferencian los audífonos de amplificadores de sonido?

Según la AEMPS (Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios), los amplificadores de sonido son dispositivos electrónicos que solo aumentan el sonido ambiental y no están destinados para personas con pérdidas auditivas. En cambio, los audífonos, que sí son productos sanitarios, amplifican y procesan sonidos para compensar deficiencias auditivas.

Credit photo: Nothern Virginia Magazine

¿Cómo se limpia el audífono?

Un audífono tiene varias piezas, la mayoría de las cuales requieren una limpieza regular con un paño seco y suave. Te aconsejamos evitar el agua o que estén en contacto con zonas húmedas o fuentes de calor directo. No apliques sobre ellos productos químicos como detergentes, disolventes o alcohol. Para lograr un mantenimiento adecuado realiza revisiones periódicas en centros auditivos de confianza.

¿Por qué necesito dos audífonos?

Comúnmente, y aunque muchas personas crean que lo normal es utilizar un audífono, la pérdida auditiva se manifiesta en los dos oídos. Por lo que es lógico que el audioprotesista te recomiende usar dos audífonos, es decir, una adaptación estereofónica o binaural. Este tipo de adaptación ofrece una audición mucho más natural y con un campo auditivo más amplio.

¿Cómo ajusto el volumen de mis audífonos?

El volumen del audífono se ajusta automáticamente, es decir, que se amplifican los sonidos fuertes menos que los débiles y el nivel de amplificación depende de la pérdida auditiva de la persona. No obstante, también hay algunos que cuentan con un control de volumen manual.

¿Qué tipos de audífono existen?

Hace poco explicamos en nuestro blog cuándo es el momento de llevar audífonos y qué tipos de audífonos existen. El audioprotesista te asesorará sobre las prestaciones que tiene cada tipo de audífono y prescribir cuál es aquel que mejor se adapte a sus necesidades.

¿Puedo hablar por el móvil si uso audífonos?

Sí. Hoy en día, gracias a la IoMT y la conectividad de los audífonos inalámbricos podemos oír directamente el teléfono o la televisión en los audífonos.

¿Puedo ducharme con los audífonos puestos?

No es recomendable, como comentábamos antes. Al tratarse de un dispositivo electrónico, la entrada de agua o la humedad podría dañar su funcionamiento interno.

¿Cómo puedo reparar un audífono?

Lo mejor que puedes hacer es acudir a un centro auditivo de confianza y pedir asistencia técnica al audioprotesista. No intentes reparar el audífono por tu cuenta en casa, ya que es un dispositivo tecnológico complejo y con piezas milimétricas.

 

¿Tienes alguna otra duda sobre los audífonos? Déjanos un comentario debajo de este y te contestaremos lo antes posible. ¡Muchas gracias por leernos :)!