Probablemente es uno de los perfiles profesionales sanitarios menos conocidos, pero con mayor proyección para el futuro. A continuación, te explicamos qué es un audioprotesista y cuáles son sus funciones.

 ¿Qué es un audioprotesista?

El audioprotesista o audiólogo protésico es el técnico especializado sanitario, formado en audiología, autorizado oficialmente para adaptar audífonos. Comparativamente, podría equipararse al perfil profesional del óptico respecto la vista.

¿Qué es la audiología?

La Ponencia Oficial de la SEORL-CCC de 2014 determina que la audiología es una ciencia que estudia la audición tanto en la salud como en la patología.

Por su parte, la AELFA-IF (Asociación Española de Logopedia, Foniatría y Audiología e Iberoamericana de Fonoaudiología), señala que esta ciencia se dedica al estudio de la audición, pero también a su diagnóstico, tratamiento, rehabilitación y prevención de los trastornos auditivos. Esta ciencia multidisciplinaria se complementa de otros conocimientos científicos relacionados como la ORL tales como física, neurología, electroacústica, genética o electrónica.

Credit photo: Tu clínica

Las tareas de un audioprotesista

Según dicta el protocolo de adaptación protésica desarrollado por la Asociación Nacional de Audioprotesistas, para llevar a cabo la rehabilitación auditiva el audioprotesista debe establecer un primer contacto previo con cada paciente y conocer todos sus antecedentes familiares, la exposición a ruidos en entornos laborales y sociales u otros factores que ayuden a diagnosticar mejor su problema auditivo.

Una vez hecho el cuestionario, este profesional especializado elabora un estudio completo y realiza las pruebas auditivas pertinentes para valorar con mayor exactitud cuáles son sus necesidades específicas y así poder determinar qué audífono es el más conveniente para su caso.

Para empezar el estudio, el audioprotesista realiza una prueba médica llamada audiometría que evalúa la capacidad del sistema auditivo del paciente. Una vez apuntados los umbrales de audición, grados de pérdida auditiva y la calidad de su sistema auditivo, el técnico evalúa los resultados y selecciona el formato de audífono más conveniente.

A continuación, debe estudiar la forma interna del oído del paciente mediante una impresión interna que se basa en introducir una pasta en el oído, que una vez solidificada, sirve de molde para fabricar la prótesis del audífono seleccionado.

Credit photo: STA Apolonia

Por último, ajusta y configura el audífono según sus necesidades y se coloca en el oído para testearlo y comprobar que funciona correctamente. Posteriormente, el audioprotesista lleva a cabo controles periódicos como medida de prevención y mantenimiento del aparato y proporciona al paciente consejos de uso y adaptación del dispositivo.

Una carrera profesional con futuro

Según refleja la última Encuesta de discapacidad, autonomía personal y situaciones de dependencia (EDAD) del Instituto Nacional de Estadística (INE, 2008), existe más de 1 millón de personas afectadas por una discapacidad auditiva de distinto tipo y grado en España. Estas cifras se están elevando durante los últimos años y están generando más demanda de audiólogos-protésicos según como refleja la revista Gaceta Audio.

Credit photo: Gaceta audio

Próximamente, hablaremos con más detalle de los audífonos y cómo los audioprotesistas deben adaptarlos al paciente.