Descubre las características del oído relativo una capacidad extendida entre los músicos que es posible desarrollar mediante el entrenamiento auditivo:

Características del oído relativo

El oído relativo es una habilidad común para los intérpretes musicales y es más sencilla de entrenar que el oído absoluto. Esta característica permite a los miembros de una banda interpretar canciones sin disponer de partitura, adaptando las líneas melódicas a la de sus compañeros.

 Las personas que disponen de oído relativo son capaces de:

  • Denotar la distancia de una nota musical desde un punto de referencia establecido.
  • Seguir la notación musical, esto les permite cantar correctamente una melodía entonando cada nota de acuerdo a la distancia con la nota anterior.
  • Identificar intervalos entre notas dadas, de manera independiente a la afinación elegida.

¿Cuál es la diferencia entre el oído relativo y el oído absoluto?

El oído absoluto u oído perfecto es la capacidad de identificar una nota musical de manera aislada, sin necesitar una referencia, esta habilidad la poseen solo 1 de cada 10.000 personas.

En cambio, el oído relativo depende de la percepción reciente de un centro tonal para poder identificar otras notas en relación a esta. Normalmente las personas que poseen la capacidad del oído absoluto también disponen de un buen oído relativo. 

Si bien siempre se ha creído que el oído absoluto es una virtud innata, podemos entrenar nuestra audición para conseguir el oído relativo.

Trucos para entrenar el oído relativo

Conseguir la capacidad del oído relativo es posible para la mayoría de los músicos combinando la interpretación y la audición. El ensayo y la práctica son necesarios para adquirir esta habilidad, así como escuchar música para acostumbrar al oído a diferenciar las notas musicales.

Tocadiscos

De esta manera el entrenamiento auditivo puede ayudarte a alcanzar el oído relativo:

  • Uno de los puntos clave para conseguir entrenar nuestra capacidad para el oído relativo es aprender a asociar cada intervalo musical con las dos primeras notas de una canción conocida.
  • Mediante el uso de un diapasón o afinador electrónico se puede escuchar una nota e identificar los diferentes sonidos mediante la comparación.
  • Escuchar piezas musicales mientras lees la partitura también ayuda a desarrollar esta capacidad.
  • En algunas clases de entrenamiento auditivo se usa el solfeo o la lectura numérica.
  • Intentar tocar una melodía de oído con un instrumento musical, mediante el ensayo-error se comienzan a reconocer los intervalos más frecuentes.

Y tú, ¿dispones de esta habilidad auditiva o conoces a alguien con oído relativo? Te leemos en los comentarios.