Actualidad y consejos sobre salud auditiva / News and tips on hearing health

¿Qué es la fonofobia?

Una fobia es un tipo de trastorno que se caracteriza por el miedo desproporcionado hacía un determinado estímulo. Conoce en este artículo la fonofobia, sus síntomas y los posibles tratamientos del miedo a los sonidos fuertes:

¿Es la fonofobia un trastorno auditivo?

Denominamos fonofobia al miedo irracional a los sonidos fuertes y repentinos, también conocido como ligirofobia. Su terminología procede del griego y está formada por las palabras sonido (fono) y miedo (fobia).

Ruido fuerte repentino como un fuego artificial.

Frecuentemente podemos sobresaltarnos al escuchar un ruido fuerte o repentino; el estruendo de un petardo, música que empieza a sonar de manera estridente… Pero la diferencia con las personas que sufren fonofobia es que estas sienten el miedo de manera constante al escuchar este tipo de sonidos. Se trata pues, de un trastorno que provoca ansiedad y no está relacionado con problemas auditivos

Diferencia entre fonofobia e hiperacusia

La hiperacusia es una patología que se origina en el interior de las vías auditivas y surge como reacción a los ruidos demasiado fuertes. Los pacientes con hiperacusia sufren una incomodidad física frente a este tipo de sonidos. Aunque el origen de este trastorno se desconoce por el momento, esta patología no está relacionada con los umbrales auditivos y sus pacientes pueden o no sufrir problemas auditivos.

La diferencia entonces, entre fonofobia e hiperacusia, reside en que la fonofobia se encuadra en los trastornos fóbicos y no se trata de una enfermedad auditiva.

Fonofobia o ligirofobia: síntomas y tratamiento

La mayoría de los síntomas de la fonofobia son compartidos con otros tipos de trastornos de ansiedad como: el deseo de huir, una sudoración excesiva, estrés y taquicardia, náuseas o mareos, incluso desmayos. La característica diferencial de la fonofobia es el miedo a escuchar sonidos específicos e irritabilidad y mal humor frente al ruido.

Sensación de náuseas, mareo o vertigo.

Este trastorno afecta la calidad de vida de las personas que la padecen. Pese a que no existe un único tratamiento para la fonofobia, como exponen en este artículo de Psicología y mente, contamos con diferentes terapias que ayudan a los pacientes a sobrellevar sus síntomas:

  • Terapia cognitivo-conductual: a través de sesiones de conversación el terapeuta trabajará para que el paciente deje de asociar los sentimientos negativos al sonido que le genera malestar y conseguir reducir así la ansiedad.
  • Terapia de exposición grupal: exponiendo de manera gradual sonidos molestos a diferentes individuos reunidos en una misma sala que presenten síntomas de fonofobia para conseguir poco a poco que el malestar disminuya.
  • Técnica de relajación: a través de la relajación muscular o ejercicios de respiración para conseguir que el paciente tenga control de sus emociones.

¿Has sufrido alguna vez un episodio de fonofobia? Cuéntanos tu experiencia y ayuda a otras personas en tu misma situación a tomar medidas.

2 comentarios

  1. Begoña

    Lo he vivido y hay que ser muy consciente que viene asociado con la hiperacusia, cuesta comprenderlo. Curiosamente me dí cuenta que es mental con una actividad donde había sonido. Cuando se trabaja el miedo disminuye e incluso desaparece. Un saludo y gracias por vuestros artículos.

    • kiversal

      Gracias por compartir tu experiencia con nosotros. Un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *