La pérdida de audición completa se conoce como anacusia o cofosis y puede darse en uno o en ambos oídos. A continuación, te explicamos qué tipos de anacusia existen, cuáles son sus síntomas, causas, diagnóstico y tratamiento.

Cofosis: definición y tipos

La cofosis, también llamada anacusia, es la falta total de audición que se traduce en una pérdida auditiva superior a 120 dB. Se trata de una  patología poco común ya que, incluso en una sordera profunda, el paciente tiene una pérdida superior a 90 dB y sigue percibiendo algunos sonidos.

Si la cofosis se presenta en un solo oído, se conoce como cofosis unilateral. En cambio, si ésta se presenta en ambos oídos, se trata de una cofosis bilateral.

Síntomas de la ausencia total de audición

La manifestación más evidente de padecer cofosis es no percibir ningún sonido. Sin embargo, en muy pocas personas la sordera súbita es el primer síntoma de un trastorno subyacente.

Si aparece en la infancia, el niño anacúsico se muestra como sordo mudo: los únicos sonidos que emite son el llanto, la risa y gritos inarmónicos.

Causas de la anacusia o pérdida auditiva total

Esta discapacidad auditiva total puede presentarse por varios motivos. Las causas principales tienen un origen congénito, genético y/o adquirido:

  • Causas congénitas (presentes al nacer o poco después)
  • Factores genéticos
    • Malformaciones internas del canal auditivo
    • Problemas durante el embarazo y el parto (bajo peso al nacer, nacimiento prematuro, hipoxia, ictericia, rubéola…)
    • Uso inapropiado de medicamentos ototóxicos que dañen el nervio auditivo
  • Causas adquiridas (a cualquier edad)
    • No tratar a tiempo el Síndrome de Meniérè
    • Lesión auditiva en el oído interno
    • Infecciones crónicas del oído
    • Enfermedades infecciosas como meningitis, sarampión
    • Traumatismos craneoencefálicos
    • Exposición continuada a ruidos muy intensos
    • Obstrucción del conducto auditivo por la acumulación de cerumen o cuerpos extraños

Credit photo: a tu salud en línea

Diagnóstico y tratamiento de la cofosis

Para diagnosticar la cofosis o anacusia, se deberá acudir urgentemente al especialista otorrinolaringólogo para realizar una audiometría completa que demuestre cuál es el estado del oído medio e interno, el canal auditivo y el umbral auditivo para así detectar el grado de sordera que padece la persona afectada.

Dependiendo de si la cofosis es unilateral o bilateral, se aplicará un tratamiento u otro y se tendrá en cuenta si los daños producidos en el órgano auditivo son reversibles o no:

  • En el caso de la cofosis unilateral, será necesario el ajuste de una prótesis auditiva, es decir, se incorporará un audífono en el oído que padece sordera.
  • En el caso de la cofosis bilateral, el implante coclear (IC) puede ser una alternativa válida de tratamiento.

En ambos casos, el audioprotesista y el otorrinolaringólogo deberán hacer un seguimiento del paciente para evaluar cómo está evolucionando el tratamiento. En algunos casos de pérdida auditiva bilateral se recomendará tanto la cirugía como el uso de los audífonos.

 

Si quieres saber más sobre los distintos grados de pérdida auditiva, te recomendamos leer este artículo sobre cómo diagnosticar cualquier tipo de pérdida auditiva.